¿CÓMO DECLARARSE INSOLVENTE?

INSOLVENCIA EN LAS PERSONAS FÍSICAS

Cuando nos encontramos en una situación en la que las cuotas de los préstamos superan con creces nuestros ingresos mensuales, podemos llegar a tomar la difícil decisión de dejar de pagar las deudas. Entonces se inician las reclamaciones con múltiples llamadas e incluso los embargos.

Si pensamos en una empresa insolvente (en bancarrota o en quiebra), vemos que la solución, si no se llega a acuerdo alguno con los acreedores, es sencilla: liquidamos y  “cerramos”.

Pero, ¿qué pasa con las personas físicas? No las podemos cerrar sin más. No obstante, podrán declararse insolventes y poner remedio a su situación mediante la Ley de la Segunda Oportunidad.

Dicha norma busca desincentivar actividades irregulares de economía sumergida y permitir a todas las personas volver a empezar sin el lastre de las deudas.

Cómo declararse Insolvente Ley Segunda Oportunidad

¿QUÉ SIGNIFICA DECLARARSE INSOLVENTE?

Siguiendo la definición que nos da la propia Ley Concursal, la insolvencia se da cuando el deudor no puede o prevé que no podrá cumplir regularmente sus obligaciones exigibles. Es decir, que no puede o no podrá continuar pagando sus deudas.

Tal como se desprende de la anterior definición, la insolvencia puede ser actual o inminente. Dependerá de si la incapacidad de pago ya existe o si es previsible que se produzca en un corto plazo.

REQUISITOS PARA DECLARARSE INSOLVENTE

La Ley de la segunda oportunidad surgió como respuesta a la crisis económica y financiera que azotaba con dureza a la sociedad.

En este sentido, se da la solución de intentar llegar a un acuerdo con los acreedores de forma extrajudicial. En caso de no ser posible, solicitar el concurso de acreedores para solicitar la cancelación de las deudas contraídas.

REQUISITOS SOLICITUD ACUERDO EXTRAJUDICIAL DE PAGOS

Para poder iniciar dicho procedimiento, se deben cumplir los requisitos iniciales recogidos en la citada Ley y que, en síntesis, son los siguientes:

  • Que la deuda sea inferior a cinco millones de euros (si fuese mayor, deberá solicitar directamente el concurso de acreedores).
  • No haber sido condenado en sentencia firme por algún delito contra el patrimonio, contra el orden socioeconómico, de falsedad documental, contra la Hacienda Pública, la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores en los 10 años anteriores.
  • Tampoco se puede haber alcanzado un acuerdo extrajudicial de pagos, homologación judicial de un acuerdo de refinanciación o declarado en concurso de acreedores en los 5 años anteriores
  • Ni encontrarse negociando un acuerdo de refinanciación con sus acreedores.
  • Y, obviamente, tampoco tener una solicitud de concurso admitida a trámite.

Es requisito también que la situación de insolvencia no desaparezca durante todo el procedimiento.

SOLICITUD CONCURSO DE ACREEDORES

Según avanzábamos, en la fase extrajudicial se deberá intentar llegar a un acuerdo con los acreedores realizando una propuesta de pagos con un plan de viabilidad. En este sentido, el Notario u órgano competente análogo designará a un Mediador Concursal para su correcta tramitación.

En caso de no llegar a acuerdo alguno, el Mediador solicitará el concurso de acreedores.  El objetivo final es solicitar la exoneración de las deudas contraídas, tras la liquidación los bienes y/o derechos de la masa activa.

¿QUÉ PASA CON LAS EJECUCIONES Y EMBARGOS al declararse insolvente?

Uno de los efectos de la declaración del concurso es que no podrán iniciarse ni continuar ejecuciones singulares contra los activos incluidos en la masa activa del concurso.

Por lo tanto, aquellos que ya estuvieran iniciados quedarán en suspenso. Asimismo, se podrá solicitar el levantamiento y cancelación de los embargos trabados: existen salvedades y deberán afectar a la continuidad de la actividad profesional o empresarial del concursado.

En este sentido, es importante informar a tu Mediador y/o Administrador Concursal de cualquier procedimiento judicial en el te veas incurso. De este modo, se informará de tu situación en el Juzgado correspondiente pudiendo solicitar la suspensión de embargos.

El equipo de Remedia Tus Deudas aconsejamos la intervención de profesionales que puedan revisar tu asunto concreto y matizar los puntos que en la presenta publicación se resumen.

Nuestros profesionales podrán asesorarte respecto a todos estos aspectos y las gestiones a realizar, contacta ya.

¡ASESORAMIENTO
GRATUITO!

Gracias a la Ley de la Segunda oportunidad y el trabajo de nuestro equipo podrás resolver tus problemas y empezar tu vida de nuevo.