La ley de la segunda oportunidad para autónomos

El RD 1/2015 dio por aprobada la función de segunda oportunidad, más tarde, convertido en ley mediante la Ley 25/2015.

Dicha «ley segunda oportunidad» o norma, fue aprobada en su momento para hacer que personas naturales tuvieran el derecho a salir airosas de las situaciones de crisis que se avecinaba y que parecía que llegaba para quedarse.

Esta ley presenta muchos puntos beneficiosos para todo profesional, emprendedor o empresario.

La idea base de la ley es que se pueda favorecer el emprendimiento de todas las personas minimizando para ello toda mala consecuencia de alguna idea empresarial poco productiva que hubiese llevado tanto a la empresa como al propio empresario a la quiebra o bancarrota. 

El objetivo principal de la ley era que una persona que desgraciadamente sufriera algún tipo de fracaso económico pudiera quedar libre de dicha carga económica imposible de resolver, haciendo de esta manera que el beneficiado pueda retomar de nuevo su vida sin tener que llevar consigo una pesada deuda que nunca pueda saldar.

Requisitos ley de la segunda oportunidad autónomos

Obviamente para ello se necesitan ciertos requisitos que impide el fraude de los acreedores, siempre que el autónomo reúna las condiciones exigidas, tendrá dos opciones:

  1. Negociar el acuerdo extrajudicial de pagos. Esta opción permite reestructurar la deuda, pudiendo continuar con la empresa y poder afrontar unos pagos más realistas.
  2. Liquidar todo el patrimonio existente del deudor y en caso de que todavía quedase alguna deuda por saldar este puede solicitar el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho, o lo que es lo mismo el BEPI, el cual le da el derecho de poder cancelar todas las deudas aún existentes que no pueda pagar.

Para solicitar el proceso se debe rellenar el formulario del modelo de solicitud de segunda oportunidad, simplifica el proceso y aporta seguridad jurídica. Al hacerlo se nombrará un mediador concursal para poder negociar con los posibles acreedores y organizar un plan de pagos que sea factible.

Se le exigirá también no ser culpable del concurso de acreedores y no haber solicitado este recurso en los últimos 10 años.

¡ASESORAMIENTO
GRATUITO!

Gracias a la Ley de la Segunda oportunidad y el trabajo de nuestro equipo podrás resolver tus problemas y empezar tu vida de nuevo.