La ley de la segunda oportunidad para particulares

Justo después de la recuperación de la crisis económica de España y con miles de familias en crisis fue cuando se aprobó la Ley de Segunda Oportunidad para particulares, a los cuales se les ofrecía herramientas solo accesibles a los empresarios. De esta manera las personas podían volver a negociar la deuda y los beneficios y/o requisitos no recaían sólo sobre los empresarios.

Esta negociación siempre es beneficiosa para el deudor y aunque esto no tuviese éxito, se puede recurrir a un sistema que liquidando su patrimonio, también lo hagan las deudas de este.

Requisitos ley de segunda oportunidad para particulares

Esta ley ofrece una vía de escape a las deudas a aquellas personas que realmente lo necesitan. Es por ello que para poder empezar el procedimiento necesitas cumplir una serie de requisitos. Estos requisitos tratan de ver que realmente existe buena fe por parte del solicitante. Los requisitos para presentarte a la ley segunda oportunidad para particulares son:

  1. Ser persona física: Lógicamente si somos particulares este punto no nos va a afectar, ya que estaríamos recurriendo a la ley como personas físicas, no como empresa.
  2. No tener antecedentes: Es importante que no tengas antecedentes, y eso lo deberás acreditar presentando un certificado de antecedentes penales. Es importante que no tengas ningún delito contra la seguridad social, hacienda, el orden socio económico, el patrimonio, contra los derechos de los trabajadores o algún delito de falsedad documental.
  3. Tener una deuda menor a 5 millones de euros: El total de la deuda no puede superar los 5.000.000€, ya que en ese caso el procedimiento no sería a través de la ley segunda oportunidad particulares sino que sería a través de un concurso de acreedores.
  4. No haber llegado a acuerdos anteriormente: Solamente puedes presentarte si no has llegado a acuerdos extrajudiciales en los últimos 5 años y si no has sido declarado culpable en un anterior concurso.

En otras palabras La Ley de Segunda Oportunidad deja que los particulares comiencen de nuevo sin patrimonio, pero también sin deudas, es una manera de liquidar todas las deudas acumuladas sacrificando todo el capital del deudor.

Antes de poder cancelar las deudas, la Ley de Segunda Oportunidad proporciona importantes ventajas. El acuerdo extrajudicial de pagos es una herramienta muy útil para hacer que una deuda que sea improbable de pagar para el usuario se pueda llegar a convertir en una que sea algo más llevadera.

El hecho de poder detener las deudas es algo muy positivo para los particulares, los cuales se pueden llegar a evitar una ejecución hipotecaria, o lo que es lo mismo, que el banco se quede con la casa y por lo tanto desahucie al propietario y sus familiares.

¡ASESORAMIENTO
GRATUITO!

Gracias a la Ley de la Segunda oportunidad y el trabajo de nuestro equipo podrás resolver tus problemas y empezar tu vida de nuevo.